• ¡En oferta!

Turrón de Alicante 300 g.

Referencia: TUR131

6,82 €

El turrón de Alicante es uno de los más tradicionales

Nuestro turrón de Alicante está hecho a mano en parte de su proceso de elaboración. Tiene el sello de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) que concede Bruselas y está elaborado con almendras de la variedad marcona, miel de romero auténtica y azúcar, así como clara de huevo.

Descuentos por volumen

Cantidad Precio Usted ahorra
3 6,48 € Hasta 1,02 €
Cantidad
Disponible

 

Pago seguro

 

Envíos gratuitos a partir de 39 euros

 

Envíos a todo el mundo

El turrón de Alicante es uno de los más tradicionales dulces de Navidad. Está hecho de almendra Marcona 63% seleccionada , miel de romero 18 %, azúcar y clara de huevo,

oblea en superficie (fécula de patata,aceite de girasol).Natural sin conservantes. 

INFORMACION NUTRICI0NAL POR CADA 100G.

Valor energético:2321kj/558kcal,grasas: 37g., de las cuales saturadas 3g., Hidratos de carbono 36 g. de los cuales azucares 36g. Proteinas 10 g. Sal 0,1 g.

Proceso elaboración:

Es, sin duda, el turrón duro es el rey, tanto por ser el preferido por los consumidores, junto al de Jijona, de textura blanda, como por su artesano y secular proceso de elaboración. La UE que ampara la IGP Jijona y Turrón de Alicante obliga a que en el proceso intervengan máquinas muy tradicionales y únicas en Jijona: tostador de almendra, mecánica, molino de piedra y boixet (o mortero). Todo supervisado por el maestro turronero, figura preceptiva también en la normativa de la denominación.
Se calienta el agua y la miel en la mecánica a altísima temperatura (sobre 80 grados centígrados). Cuando se produce la emulsión y evaporación del agua, y después de que el ‘maestro melero’ dé el consentimiento tras obtener el óptimo punto de la miel o el punto ‘caramelo’ realizado con los dedos del experto, se mezcla con la almendra tostada repelada (que después de su tostado se ha dejado enfriar naturalmente) y con el azúcar. La masa se mueve manualmente por dos operarios que, con unas palas especiales o pinchos, extraen también manualmente esa masa, que suele pesar unos 60 kilogramos. Inmediatamente después para que no se enfríe la masa de color blanco (que le proporciona la clara de huevo), se coloca sobre unas mesas y se corta con el peso que quiera el cliente antes de introducirse en unos moldes con distinta capacidad en función del tamaño de la barra. Los operarios aplanan el turrón para que quede totalmente uniforme la distribución de la almendra. A continuación, pasa a unas estanterías para su enfriado natural durante, al menos, dos días. Después, ya se corta en máquinas especiales y se envasa.


TUR131
9630 Artículos

otro 16 productos en la misma categoría:

Opiniones